Firma Semigrante acuerdo para Protección de Migrantes en la Frontera

Nuevo Ladero, Tamaulipas, a 29 de abril de 2017.- Las y los michoacanos deportados que ingresan a territorio nacional por Tamaulipas y que sean recibidos por el Instituto Tamaulipeco para los Migrantes tendrán una atención digna, integral y solidaria.

 

Lo anterior, gracias al convenio de colaboración signado por el titular de la Secretaría del Migrante (Semigrante), José Luis Gutiérrez; el director del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, José Martín Carmona Flores; además de José Juan Estrada y Fabián Morales, representantes de las Oficinas Estatales de Atención al Migrante de Zacatecas y Guerrero, respectivamente.

 

Con este convenio, que se basa en los principios y derechos fundamentales para la población migrante consagrados en instrumentos internacionales de la Organización de Naciones Unidas, se brindará atención integral a las y los michoacanos deportados que se internen a México por el estado de Tamaulipas.

 

La atención que recibirán consiste en alojamiento, alimentación, asistencia médica, ayuda psicológica, gestión en los trámites para obtener documentos de identidad, asesoría legal y ayuda económica para cubrir los gastos de transporte para regresar a sus comunidades de origen.

 

La Semigrante proporcionará apoyo con un pasaje vía terrestre a Michoacán, que deberá ser entregado en forma gratuita al migrante que haya sido deportado por alguno de los puntos de cruce de la frontera de Tamaulipas. En el caso de menores de edad, repatriados o migrantes no acompañados, se procederá a informar a las instituciones correspondientes para la atención, aplicando el principio de supremacía de los derechos universales del menor en situación vulnerable.

 

A su arribo a Michoacán, gracias al compromiso del Gobernador Silvano Aureoles Conejo, las y los michoacanos deportados tendrán alternativas de desarrollo a través de los programas que opera la Semigrante, como el Fondo de Apoyo al Migrante.

 

José Luis Gutiérrez hizo énfasis en la disposición del Gobierno de Michoacán por crear alianzas que no estén limitadas por escenarios partidistas o esferas gubernamentales, sino que trasciendan administraciones y que el sello sea el beneficio de los migrantes y sus familias.